¿Sabes qué deducciones fiscales tienes como autónomo?

 

Ser autónomo no es fácil y desde Txerpa Gestoría Online lo sabemos. Para ayudarte a la hora de reducir tus gastos queremos recordarte algunas de las muchas deducciones fiscales que puedes conseguir a través de acciones como promociones para tu negocio, por ejemplo, pasando por seguros, entre otros muchos. Es muy importante para un autónomo conocer estos detalles que, en conjunto, le pueden ayudar a recuperar muchos euros de sus acciones empresariales. Y un dato curioso que muchos emprendedores no conocen a la hora de hacerse autónomos: los servicios de gestoría, abogacía, auditores etc también son deducibles.

Es importante destacar que, para que un gasto sea considerado fiscalmente deducible, debe reunir unos requisitos generales:

- Deben estar vinculados con la actividad económica que desarrolles.

- Debes justificarlos convenientemente. 

- Debes registrarlos en tu contabilidad o en libros-registro de manera agrupada "con arreglo a las rúbricas que figuran en el impreso de declaración (página 5 del modelo)", tal y como expresa la Agencia Tributaria. Por tanto, todos aquellos gastos deducibles que no aparezcan en dichas rúbricas tendrán que ser reflejados en "Otros conceptos fiscalmente deducibles (excepto provisiones)". 

Consumos de explotación

Este apartado de deducciones incluye todas aquellas "adquisiciones corrientes de bienes efectuados a terceros", es decir, compras, pero eso sí, siempre que hayan sido efectuadas con el objetivo de obtener ingresos, como por ejemplo para realizar futuras ventas, o que sean bienes integrantes del activo corriente y que no formen parte del mismo en el último día del período impositivo. Este segundo requisito implica que el stock de almacén no es deducible, ya que solo incluye el coste de compra de las existencias del almacén que hayas vendido en ese ejercicio en concreto, aunque las hayas adquirido en el año anterior, por ejemplo. No podrás por tanto incluir en esta deducción aquellas adquisiciones que no hayas conseguido vender. 

Por tanto, Hacienda reconoce en este concepto las adquisiciones de mercaderías, materias primas y auxiliares, combustibles, elementos y conjuntos incorporables, así como envases, embalajes, material de oficina etc pero, insistimos, que hayan sido consumidos en el ejercicio. De hecho, para poder calcular qué coste te supuso dicha adquisición, puedes incluir los gastos adicionales de la compra en la cifra total, como por ejemplo gastos de transporte, seguro, o incluso carga y descarga o cualquier otro gasto secundario de este tipo.

Sueldos y salarios

Aunque algunos gastos como transporte, dietas o pagos en especie han sido incluidos en la base cotizable, tras el polémico Decreto Ley 16/2013, os recordamos que de cara a Hacienda, muchos gastos derivados de sueldos y salarios todavía son deducibles, como por ejemplo las nóminas, hayan sido o no pagadas, así como la cuota que el autónomo paga a la Seguridad Social y el resto de gastos de Seguridad Social cuando el autónomo pague la de sus empleados.

En el caso de que el autónomo contrate un seguro con "mutualidades de previsión social", también será deducible. De hecho, recordamos que si una empresa contrata para sus trabajadores un seguro, podrá deducirse hasta 500 euros por persona incluida en el seguro, aunque sean familiares del empleado. 

Según reza la normativa de la Agencia Tributaria, son deducibles los gastos generados por sueldos, pagas extraordinarias, dietas y asignaciones para gastos de viajes, retribuciones en especie (incluido el ingreso a cuenta que corresponda realizar por las mismas, siempre que no se haya repercutido a los perceptores), así como los premios o indemnizaciones satisfechos (aunque resulten exentos del IRPF para el perceptor). Se especifica además que "dentro de esta partida se incluye la Seguridad Social a cargo de la empresa, así como las cotizaciones satisfechas por el titular de la actividad económica".

En el caso de autónomos que tienen como empleados a miembros de su unidad familiar, Hacienda especifica que las retribuciones satisfechas a estos miembros serán deducibles pero, nuevamente si reúnen determinados requisitos

- Que el cónyuge o hijos menores trabajen habitualmente en la actividad empresarial con un contrato laboral y afiliación a la Seguridad Social.

- Que estos miembros convivan con el autónomo. 

- Que la remuneración salarial no sea superior a las del mercador correspondiente a su cualificación profesional, estipulada claro está en el contrato. En el caso de que sí lo supere, dicho margen no será deducible. 

Además, en el apartado "Otros gastos de personal", se pueden incluir acciones como las indemnizaciones que hayan tenido que efectuarse por rescisión de contratos, los seguros de accidente de personal, así como cualquier otra actividad que no sea considerada, según especifica Hacienda, como "pura liberalidad". Entrarían aquí acciones como las cestas de Navidad u obsequios al personal de la empresa, que sí serían deducibles. 

Servicios externos

En nuestra explicación, queremos incluir en este apartado cuestiones como "Contratos de arrendamiento financiero "leasing", que también es deducible, así como las acciones que, según Hacienda, se pueden deducir incluyéndolas en el apartado "Servicios de profesionales independientes", como comentábamos al principio de este artículo. Entrarían aquí la contratación de servicios de gestoría, abogacía, auditoría, notaría etc.

En concepto de "Otros servicios exteriores", el autónomo puede deducirse aquellos servicios que tienen conexión con su actividad comercial, pero que no forman parte del precio de adquisición del inmobilizado. Un buen ejemplo puede ser gastos de investigación y desarrollo, transportes, primas de seguros (excepto las que se refieren al personal de la empresa), así como servicios bancarios y similares. Se incluiría en este apartado una acción empresarial que nos parece muy interesante, como es la publicidad, propaganda o relaciones públicas. Por ello, si eres un autónomo y quieres realizar una campaña promocional, también puedes deducírtela como "Otros servicios exteriores", así como los gastos de oficina no incluidos en otras rúbricas o, algo muy importante teniendo en cuenta la subida de la electricidad del 2,3%: los gastos correspondientes a electricidad y cualquier otro abastecimiento que no tuviere la cualidad de almacenable. 

Continuaremos ampliando esta información. Recuerda que en Txerpa Gestoría Online encontrarás expertos en materia contable, fiscal y laboral, que te ayudarán a lograr un mejor funcionamiento de tu empresa. 

 
MARTA BERMÚDEZ