Cómo abrir una franquicia en 10 pasos

 
como-abrir-una-franquicia-en-10-pasos-txerpa.png

Abrir una franquicia puede ser una ventana para tener un puesto de trabajo. Desde Txerpa Gestoría Online queremos explicarte cómo abrir una franquicia en 10 pasos, para que tengas muy claro aspectos tan importantes como el estudio previo y la información que debes obtener antes de elegir tu franquicia, así como los pasos legales que debes seguir. Un sector por el que cada vez optan más parados, pues se presenta como una inversión más segura que un negocio independiente. Y para tener la mejor información del sector, hemos contado con la ayuda de Pablo Gutiérrez, Director de Operaciones de mundoFranquicia Consulting. ¡Vamos a ver estos 10 pasos!  

  • 1. Haz un plan de empresa

Ya sabes que, a la hora de iniciar un negocio es fundamental realizar un plan de empresa previo. Este también debe ser el primer paso para abrir una franquicia. Debes analizar con profundidad si la empresa tiene un modelo de negocio de éxito probado. Según Pablo Gutiérrez ésto requiere además que, por tu parte, definas tu estrategia a seguir; es decir, qué beneficios vas a exigir tú al abrir la franquicia y qué vas a ofrecer a cambio como franquiciado. Además, con respecto al nombre, también es muy importante que a nivel legal la franquicia tenga la marca registrada. Para poder saber más sobre el estudio previo haz click AQUÍ

  • 2. Ten presente las leyes que te afectan

Cuando empiezas un negocio siempre tienes que tener muy en cuenta qué leyes afectan al desarrollo de tu sector. En este caso, además de la legislación específica de tu actividad comercial, tendrás que tener muy presente el Real Decreto 201/2010, mediante el cual se regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al registro de franquiciadores. Además, en el artículo 62 de la Ley de Comercio Minorista, encontrarás la la regulación del régimen de franquicia. 

  • 3. ¿Autónomo o Sociedad Limitada?

Lay ley establece que puedes ser franquiciado como persona física o jurídica, es decir, dándote de alta como autónomo o formalizando una empresa. Pablo Gutiérrez nos explica que la forma empresarial "depende de la cadena, igual que cuando montas un negocio independiente. Aunque hay franquiciadores sin limitación en este sentido, sí suelen recomendar crear una S.L.", pero por aspectos como la responsabilidad ilimitada que acompaña a los autónomos. Si tienes la posibilidad de elegir entre ser autónomo o S.L. al a hora de abrir una franquicia, estudia muy bien los pros y contras de cada caso. 

  • 4. Estudia si hay canon de derechos de entrada

"Aunque existe este canon, hay también franquiciadores que no lo cobran", explican desde mundoFranquicia. Infórmate bien por tanto de las franquicias del sector en el que quieres entrar que lo cobran y las que no. Lógicamente te ahorrarás dinero si no lo cobran, pero no te dejes llevar únicamente por este tipo de pagos, pues tal vez te ofrezcan ventajas competitivas que los compensan.

  • 5. Analiza cuánto se paga por el royaltie

En nuestro anterior artículo '9 claves para abrir una franquicia y triunfar en el intento', ya comentábamos que entrar en una marca franquiciadora implica una ventajas ya que invertirás en un modelo de negocio que ya está validado, por lo que existe un porcentaje de tranquilidad inicial que no tendrías si iniciaras tu empresa de manera independiente. Podría decirse que esa tranquilidad se paga en forma de royaltie, elemento básico en este sector, considerado el derecho a la explotación de una franquicia. Este royaltie consiste "en pagar a la franquicia entre un 3% y un 5% de la facturación mensual", detalla Gutiérrez. Hay cadenas que lo exigen y otras que no. Por ejemplo en restauración, si facilitan el suministro de producto no lo suelen cobrar. Como siempre, valora las diferentes posibilidades.

  • 6. ¿Qué inversión depende de ti?

"La inversión en maquinaria la hace el franquiciado", por lo que ya puedes informarte del volumen económico que supone para incluirlo en tu plan de empresa, ya que la franquicia lo único que aporta en este sentido es un manual sobre la maquinaria. 

Adecuar el local también corre a cargo del emprendedor, aunque incluso este detalle también depende de la marca con la que vayas a trabajar.  

  • 7. Información que debes tener antes de firmar el contrato

En un plazo de 20 días antes de firmar el contrato, precontrato o incluso cualquier entrega de algún pago por tu parte, la franquicia debe enviarte un dossier informativo, en el que debe especificarte cierta información que a continuación te detallamos. Recuerda que pueden obligarte a guardar confidencialidad sobre los datos que deben darte. En líneas generales, podemos contarte que este dossier debe contener información como: 

- datos de identificación del franquiciador. 

- título de propiedad o licencia de uso de la marcha. 

- todos aquellos datos que describan el sector de actividad de la franquicia.

- experiencia de la empresa franquiciadora 

- contenido y características de la franquicia y de su explotación. 

- estructura y extensión de la red que tiene en España.  

- elementos esenciales del acuerdo de franquicia. 

Puedes conseguir más información al respecto con nuestro artículo Qué información necesito antes de elegir franquicia

  • 8. Analiza el contrato

El Real Decreto 201/2010 que hemos mencionado anteriormente, en su artículo 1, establece que el derecho a la explotación de la franquicia implica, entre otras cosas, "la comunicación por el franquiciador al franquiciado de unos conocimientos técnicos o un saber hacer, que deberá ser propio, sustancial y singular". Además, el emprendedor recibirá "una asistencia comercial, técnica o ambas durante la vigencia del acuerdo". Pero recuerda siempre que la franquicia tendrá derecho a supervisar que estás cumpliendo con su política, teniendo derecho incluso a establecer esta supervisión en el contrato.  

Siguiendo este punto, el texto legal plantea un aspecto más que interesante, sobre todo a la hora de firmar el contrato con tranquilidad. Tienes que comprobar qué relación jurídica se va a establecer con la firma de ese contrato. Es decir, si los derechos que tú vas a conseguir, a la hora de explotar la marca, se basan únicamente en los puntos que te mostramos a continuación, en realidad no estarás firmando un contrato de franquicia, acorde con la legislación vigente. Simplemente estarías firmando un contrato privado entre particulares, nada más. Estos puntos son:

- la concesión de una licencia de fabricación.

- la cesión de una marca registrada para utilizarla en una determinada zona.

- la transferencia de tecnología.

- la cesión de la utilización de una enseña o rótulo comercial.

Es decir, al ser franquiciado tienes que recibir mucho más por parte de la marca. Si solo te ofrecen en el contrato alguno de los cuatro derechos que te acabamos de presentar, no tendrás condición de franquiciado ante la ley.  

Además de cuestiones como la tranquilidad que te comentábamos anteriormente, un valor añadido a la hora de conseguir financiación bancaria, entre otros beneficios.... la franquicia te aportará también otros beneficios que no suelen nombrarse pero que, en realidad, son muy importantes. Hablamos de cuestiones como conseguir un mejor precio con los proveedores. La franquicia te pondrá en contacto con unas marcas con las que llevan tiempo trabajando, por lo que podrás negociar con ellas. El obetivo es poder comprar tus productos a un precio más bajo, lo que lógicamente repercutirá en tu precio final de venta, haciéndolo más competitivo.

  • 9. Obligaciones legales tras la firma del contrato

En el plazo de tres meses tras abrir la franquicia, tendrás que comunicar tus datos al registro de tu comunidad autónoma en el caso de que ésta lo requiera. Si la comunidad autónoma donde vas a abrir tu franquicia no lo exige, tendrás que comunicar tus datos al registro de franquiciadores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Ten cuidado porque si no lo haces te pueden sancionar. 

¿Qué datos debo ofrecer al registro?

- Datos generales: el nombre o razón social de tu empresa, domicilio, datos de inscripción en el Registro Mercantil si eres persona jurídica y número o código de identificación fiscal.

- Relación de los derechos de propiedad industrial o intelectual que se establecen en el contrato que has formalizado con la franquicia,  acreditación de tener concedida y en vigor la titularidad o los

derechos de licencia de uso sobre los mismos, así como su duración

Una vez comuniques tus datos, te darán lo que se conoce como 'indentificador registral' o cualquier certificación acreditativa.

  • 10. Beneficios económicos tras abrir la franquicia

El décimo paso al abrir una franquicia debe dividirse en dos aspectos. Por un lado ten muy en cuenta que "el punto de equilibrio debe llegar a los pocos meses de actividad, porque si no estás en pérdidas", según destaca Gutiérrez. Eso sí, mentalízate de que el retorno de inversión no llegará hasta el tercer año.  

 
MARTA BERMÚDEZ