Alta de autónomo en la Seguridad Social, ¿en qué consiste?

 

En Txerpa Gestoría Online queremos ayudarte a que entiendas en qué consiste el alta de autónomo en la Seguridad Social y qué aspectos debes tener en cuenta. Como sabes, el alta de autónomo se divide en dos fases. Primero tendrás que darte de alta en Hacienda y, una vez tramitada, el segundo paso es gestionar tu alta en la Seguridad Social. En nuestro blog hemos analizado también el primer paso con nuestro artículo 'Alta de autónomo en Hacienda, ¿en qué consiste?', que te recomendamos que leas para poder entender mejor las dos fases. 

¿Quién debe darse de alta como autónomo?

La gran pregunta. Aunque se ha extendido la creencia de que si no facturas anualmente más del salario mínimo interprofesional no hace falta darse de alta como autónomo en la Seguridad Social, la normativa indica que deberá incluirse en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) todos aquellos mayores de 18 años que realizan de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin contrato de trabajo. Por tanto, si tu actividad económica independiente tiene una regularidad, es muy conveniente que te des de alta como autónomo. Puedes facturar estando sólo de alta en Hacienda, pero tiene sus peligros. ¿Sabes cuáles son? Haz click en la imagen para conocerlos:

ser_autonomo_por_una_factura_txerpa (2).png

Se incluyen también en el RETA los cónyuges y familiares hasta tercer grado que colaboren contigo de forma habitual y directa, que se suelen conocer como autónomos familiares colaboradores. Se incluyen también los escritores de libros, los trabajadores autónomos económicamente dependientes, aquellos que tengan que estar incluidos en un Colegio Profesional que no haya sido incluido en el RETA, socios industriales de sociedades regulares colectivas y de sociedades comanditarias, socios trabajadores de Cooperativas de Trabajo Asociado, así como los socios de comunidades de bienes y sociedades civiles.

¿Qué es la base de cotización?

Como al ser trabajador autónomo no tendrás un salario fijo, la Seguridad Social necesita tener un salario base de referencia para poder calcular tu cuota de autónomo.  Este salario de referencia es la conocida base de cotización. En tu caso, tendrás que elegirla entre una mínima (que en 2016 es de 893,10 euros al mes) y una máxima (que en 2016 es de 3.642 euros), dependiendo además de determinadas circunstancias, como tu edad o tu actividad profesional. Por ejemplo, las bases mínimas o máximas pueden variar dependiendo si te vas a dedicar a la venta ambulante, a limpieza del hogar etc. Para ampliar información y conocer las bases de cotización entre las que puedes elegir según tu condición, haz click AQUÍ

guia_alta_autonomos_txerpa.png

 

¿Qué ayudas hay para darse de alta como autónomo?

Si antes de darte de alta como autónomo estás cobrando la prestación por desempleo, tienes derecho a solicitar el llamado 'Pago único', para que la Seguridad Social te entregue en un único pago toda la ayuda, ofreciéndote así liquidez inicial para tu negocio. Eso sí, decide bien si te conviene o no pues una vez tramites el alta no podrás solicitarlo; tiene que ser siempre antes. También puedes utilizar el paro que te quede para financiar tus cuotas mensuales a la Seguridad Social. Haz click en la imagen para saber más sobre cómo utilizar tu paro para darte de alta como autónomo:

como_usar_mi_paro_para_ser_autonomo.png

Además de tu prestación por desempleo, la Seguridad Social tiene previstas bonificaciones en tu cuota para que al comenzar pagues menos cuota mensual. Haz click AQUÍ para conocer todas las bonificaciones. 

Cuota mensual

Como te hemos comentado antes, tu edad y tipo de actividad profesional pueden ser condicionantes de la Seguridad Social para saber las cifras de base mínima y máxima entre las que tienes que establecer la tuya, paso muy importante para saber cuánto pagarás al mes. Y es que el segundo paso se basa en la cobertura sanitaria que quieres tener y que te explicamos en el siguiente punto.

Como cada cobertura cuesta un porcentaje en concreto, se aplica sobre la base de cotización y el resultado es lo que pagarás cada mes en concepto de cuota a la Seguridad Social. Un alto porcentaje de autónomos, por no decir la mayoría, eligen la base mínima de cotización permitida, para no tener que pagar más cada mes. Está bien para empezar, pero si van pasando los años y ves que tus ingresos van aumentando y te puedes permitir pagar más, te recomendamos que aumentes tu base. Así podrás tener más prestaciones futuras, como la de jubilación.

A continuación te explicamos las diferentes coberturas y los porcentajes que las acompañan:    

Cobertura sanitaria de los autónomos:

Tendrás que elegir si quieres que tu cobertura sanitaria vaya a cargo de una Mútua de accidentes de trabajo o el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Casi todo el mundo elige una Mútua, porque los trámites se realizan mucho más rápido. De hecho, en el INSS puede tardar hasta 15 días en darte cita para que vayas a entregar tu alta o baja médica, así como tus partes de confirmación. 

De todas maneras, aunque estés en una Mútua, si tuvieras que coger la baja tendrías que visitar primero a tu médico de cabecera para que te dé el parte de baja y puedas presentarlo en tu Mútua. 

Las llamadas 'Contingencias Comunes', que es la cobertura mínima, cubriría bajas temporales por enfermedad común y accidente no laboral. Supone el 29,90% de tu base de cotización. En realidad se supone que debería ser solo del 29,80%, pero como la Seguridad Social establece que todos los autónomos que tengan la cobertura mínima deben abonar un 0,10% más por cobertura de riesgo durante el embarazo o el periodo de lactancia, asciende a 29,90%. Ese porcentaje resultante será lo que tendrás que pagar de cuota mensual.

Las 'Contingencia Profesionales', que incluyen accidente de trabajo y enfermedad profesional, es una cobertura adicional que puedes elegir voluntariamente y supone un incremento en el porcentaje de cuota mensual que variará en función de la actividad en la que desarrolles tu actividad profesional.

Existe también la opción de elegir una cobertura que te asegure la posibilidad de cobrar una prestación por desempleo en el caso de que tuvieras que cerrar tu negocio. Es la llamada 'Protección por Cese de Actividad', que supone un incremento de tu cuota mensual de un 2’20%. Esta protección por desempleo no está siendo muy popular por el colectivo, ya que para poder tener derecho a esa protección tienes que haber cotizado hasta 12 meses y solo te da derecho a 2 meses de prestación, encontrándose el autónomo con muchas pegas a la hora de acceder a él.

Para poder amplicar información sobre este punto, te recomendamos que visites nuestro artículo 'Hacerse autónomo, ¿cuánto cuesta?

Te recordamos que en Txerpa Gestoría Oline puedes tramitar tu alta de autónomo. Un servicio en el que te daremos de alta tanto en la Seguridad Social como en Hacienda de manera totalmente personalizada, ofreciéndote las mejores opciones según tu caso. Y todo te costará tan solo 59 € sin IVA, aunque como sabes todo el IVA relacionado con contratación de servicios profesionales podrás deducirlo en tus autoliquidaciones trimestrales. Haz click en la imagen para saber más o escríbenos a info@txerpa.com ¡Además revisa nuestros PLANES!

 

 
MARTA BERMÚDEZ