Autónomo económicamente dependiente vs Autónomo clásico: ¿Qué me conviene?

autonomo_economicamente_dependiente_ventajas_desventajas_txerpa.png

En el blog de Txerpa hemos hablado muchas veces de los autónomos económicamente dependientes, pero generalmente para que tengáis claras las diferencias entre esta figura, claramente explicada en toda la legislación relativa al trabajo autónomo, y la figura del falso autónomo, ya que no es lo mismo.

Pero nos olvidamos muchas veces de la posibilidad de elegir entre ser autónomo económicamente dependiente, o TRADE, y un autónomo clásico, porque también hay diferencias importantes. En este artículo queremos explicar las ventajas y desventajas de ser autónomo económicamente dependiente, para que tengas toda la información disponible a la hora de defender tus derechos. Vamos a ver todos los puntos más importantes, porque el tema es denso y da para mucho. Si tienes dudas, ¡recuerda dejar tu comentario!

 

¿Qué es un autónomo económicamente dependiente?

El primer punto lógicamente es explicar con brevedad esta figura, definida ampliamente en el Estatuto del Trabajo Autónomo. Toda la legislación relacionada con este figura, que se diferencia del autónomo clásico, ha sido desarrollada sobre todo para evitar despidos de trabajadores para luego contratarlos como autónomos. Por eso insistimos tanto es que te informes bien si es tu caso.

Un autónomo económicamente dependiente es un autónomo que realiza una actividad económica o profesional de manera remunerada y habitual para una persona física o jurídica (es decir, que trabaja para un autónomo o una empresa) de la cual depende económicamente, ya que de este trabajo dependen el 75% de sus ingresos o más. 

Por tanto, incluso si tuvieras varios clientes, pero de uno de ellos dependieran siempre el 75% de tus ingresos mensuales, considérate un autónomo TRADE

A partir de ahora, lo importante es que conozcas los derechos derivados de esta figura, sus ventajas y desventajas, para que decidas qué conviene más: establecer en el contrato que efectivamente eres autónomo económicamente dependiente, o seguir siendo considerado para las Administraciones Públicas como un autónomo clásico

 

 Otros requisitos para ser TRADE:

Aparte de la cuestión relacionada con tus ingresos, para ser considerado un trabajador autónomo económicamente dependiente, no puedes ser titular de un establecimiento, local comercial o industrial, así como oficinas o despachos que estén abiertos al público. Además, si tu idea es ser autónomo con un socio, de cualquier forma jurídica, tampoco se te consideraría TRADE.

En este punto, para saber si te conviene o no tener el reconocimiento que se les da a los autónomos económicamente dependientes, piensa dónde y cómo vas a desarrollar tu actividad económica, así como si estás pensando en trabajar con un socio.

Ten en cuenta que, tal y como se establece en el Estatuto del Trabajo Autónomo, se trata de un trabajador autónomo a todos los efectos “y esa dependencia económica en ningún caso debe implicar dependencia organizativa ni ajenidad”. Lo que trata el establecimiento de esta normativa relacionada con los TRADE es intentar limitar su uso, por parte de los empresarios, para evitar tener trabajadores por cuenta ajena, que siempre les saldrán más caros, dicho de una manera informal, ya que con un autónomo se ahorran las coberturas sociales. De ahí también la diferencia entre TRADE y falso autónomo, que recuerda que no es lo mismo, tal y como te hemos indicado en la definición.

 

Similitudes de los TRADE con el resto de autónomos:

Imagina que por la naturaleza de tu sector económico, para poder desempeñar tu trabajo es necesario utilizar un tipo de infraestructura o material. En este caso, dicho material debería ser tuyo y no de tu cliente. Esto, como ves, puede dar lugar a una interpretación muy subjetiva, aunque es algo que te diferenciaría por ejemplo de un falso autónomo.

A pesar de que lógicamente tu cliente principal puede darte indicaciones técnicas en lo referente al desarrollo del trabajo, tanto a los autónomos TRADE como al resto de trabajadores autónomos, se les reconoce el derecho a desarrollar sus servicios con criterios organizativos propios. Vamos, que deberías tener derecho a organizarte como más te convenga.

 

Ventajas de los autónomos económicamente dependientes con respecto a los autónomos clásicos:

La mayoría de las ventajas de los autónomos económicamente dependientes se detectan principalmente en el tipo de contrato mercantil que establezcan con su cliente, ya que puede haber cláusulas propias, que generalmente solo se les reconoce a los TRADE. Vamos a verlo por partes. Además, a finales de 2015 la ley cambió al respecto, reconociendo nuevos derechos a los autónomos económicamente dependientes, que por supuesto también recordaremos en este artículo. 

 

Ventajas de los TRADE relacionadas con el contrato mercantil:

Como sabes, tanto si eres un autónomo clásico, como si eres económicamente dependiente, lo más recomendable siempre es crear un contrato mercantil, en el que se explique detalladamente las condiciones del trabajo. Aunque este tipo de contratos se rigen siempre por la normativa del Derecho Mercantil, en el caso de los TRADE el Estatuto del Trabajo Autónomo ofrece determinadas directrices, que las consideraríamos ventajas.

 

Es decir, a la hora de redactar el contrato comercial, los autónomos económicamente dependientes tienen los siguientes derechos:

 

- parar de trabajar durante un mínimo de 18 días hábiles al año: decimos un mínimo porque es lo establecido en el Estatuto de los Autónomos, pero lógicamente se pueden incluir en el contrato más días libres, si llegaras a un acuerdo en este sentido con tu cliente principal.

Duda lógica: durante esos 18 días libres, ¿dejaría de cobrar o serían remunerados por la empresa? Pues eso depende del acuerdo al que llegues con tu cliente, pero al menos, debes saber que tienes derecho a no trabajar durante un mínimo de 18 días.

 

- establecer en el contrato las horas máximas que contemplarán tu jornada diaria de trabajo, ya sea redactada en el mismo de manera mensual o anual, eso daría igual. Lo interesante es que podrías dejar claro en el acuerdo cuántas horas trabajarás al día, así como (y esto es muy interesante) los días libres semanales y lo referente a los días festivos.

Para que te hagas una idea de los días festivos nacionales y autonómicos, puedes conocer el calendario laboral aquí:

- trabajar un máximo de horas extraordinarias: todo el mundo sabe que, a pesar de que se dice eso de que los autónomos son sus propios trabajadores, sí es cierto que también se puede considerar a cada cliente como un jefe. Decimos esto porque los autónomos pueden dedicar muchas horas de trabajo a sus clientes, para poder entregar sus servicios o productos.

Pues bien, es interesante que sepas que una de las ventajas de los autónomos TRADE es que lógicamente puedes trabajar de manera voluntaria más horas de las pactadas, pero puedes establecer en el acuerdo por escrito un número máximo de horas extraordinarias.

¿Y si no llegaras a un acuerdo con tu cliente al respecto? La ley también te ampara, ya que especifica que: “en ausencia de acuerdo de interés profesional, el incremento (de horas diarias trabajadas) no podrá exceder del 30% del tiempo ordinario de actividad individualmente acordado”.

En el caso de los contratos entre clientes y el resto de autónomos, suele haber este tipo de acuerdos pero más relacionados con recargos por trabajos extra que pueden generar más horas de trabajo de las inicialmente pactadas, en vez de establecer directamente número de horas concretas, como sería el caso de los TRADE. Como ves es un aspecto a valorar.

 

- los TRADE tienen derecho a establecer en el contrato que la jornada laboral se amolde a su situación familiar, para que así puedan conciliar su vida personal y profesional. Este derecho se acentúa en el caso de autónomas económicamente dependientes consideradas víctimas de violencia de género, las cuales además tienen derecho a adaptar su horario de trabajo de manera que tengan facilidades para recibir su protección asistencial.  

 

Ventajas de los TRADE relacionadas con la extinción del contrato:

Al regirse por la normativa mercantil, como te comentábamos anteriormente, si no cumplieras los acuerdos a los que llegaste con tu cliente según contrato, éste tendría derecho a reclamarte una indemnización por incumplimiento de contrato. Ahora bien, en el caso de los TRADE, el Estatuto del Autónomo sí establece determinadas circunstancias en las que el autónomo podría rescindir el contrato, sin tener ningún perjuicio legal, o incluso circunstancias en las que tienes derecho a adaptar tu situación laboral, sin que tu cliente tenga que rescindir el contrato. Hablamos de circunstancias como tener que atender a un familiar de manera urgente, cuidado de menor, causas de fuerza mayor… Aquí la ley lo que pretende es tener en cuenta en todo momento, ante este tipo de situaciones, si el trabajador es un autónomo clásico o un TRADE.

Ahora bien, una de las desventajas en este sentido es que, si tuvieras algún tipo de indemnización por la extinción de tu contrato, en el caso de que la empresa haga un ERE, ten en cuenta que tendrías que tributar por toda la indemnización, mientras que el resto de trabajadores por cuenta ajena despedidos no tendrían que tributar por el dinero que les corresponda percibir por días trabajados.

En estos momentos las asociaciones de trabajadores autónomos están luchando para que los derechos de los TRADE en este sentido se equiparen al resto de trabajadores por cuenta ajena de la empresa. Os mantendremos informados.

 

Con respecto al reconocimiento de los TRADE, recuerda que para ser beneficiario de todos los derechos reconocidos a los trabajadores autónomos económicamente dependientes, eres tú el que debe decirle a tu cliente principal que reúnes todos los requisitos para ser considerado TRADE. Así, será tu cliente el encargado de formalizar el contrato que firméis como TRADE, a través del Sistema RED. Si pasado un mes desde que lo comuniques tu cliente no quisiera formalizar el contrato, tienes derecho a solicitarlo tú ante la Seguridad Social. Ahora bien, para que tenga efectos sobre el contrato, debes tener sí o sí la comunicación con reconocimiento por parte de tu cliente.  

De hecho, actualmente una de las medidas propuestas por ATA es la formalización del contrato por parte del autónomo y no del cliente, para asegurar así los derechos de los TRADE, así como un registro de autónomos dependientes.

 

Ventajas de los TRADE para solicitar el paro de autónomos:

Todos los autónomos tienen derecho a cotizar por la cobertura conocida por cese de actividad, pero en este aspecto, una de las ventajas de los trabajadores autónomos económicamente dependientes con respecto a los autónomos clásicos es que, como sus ingresos dependen de su cliente principal, tienen letra pequeña para defender sus derechos, así como su indefensión, ya que puede perder el cliente por los problemas económicos de este, por ejemplo. Toma nota:

- los motivos por los que puedes solicitar el paro de autónomos son más ventajosas. Un ejemplo claro sería que no tendrías que demostrar pérdidas de un 10% superiores a tus ingresos durante un año, como en el caso del resto de autónomos. En tu caso, serían cuestiones más relacionadas con la rescisión del contrato con tu cliente.

- recuerda que no necesitas tener un contrato en el que se te considere TRADE para solicitarlo. Puedes ampliar la información en el siguiente artículo, para conocer todos los pasos que deben seguir los TRADE al solicitar el paro de autónomos.

Ventajas de los TRADE agentes comerciales, con respecto a autónomos clásicos:

Así como la ley establece que para ser considerado TRADE, en lo relativo al salario, debes “percibir un jornal en función del resultado de su actividad, según lo que pactes con tu cliente, asumiendo siempre el riesgo", en el caso de los agentes comerciales autónomos, al que se le reconoce la condición de económicamente dependiente, el Estatuto del Trabajo Autónomo te reconoce el derecho a no asumir el riesgo de tus operaciones comerciales, ya que gestionas en nombre de otro.

Este derecho no se le concedería a los autónomos clásicos.  

Desventajas de los autónomos económicamente dependientes con respecto a los autónomos clásicos:

Destacadas las ventajas, que como ves son bastantes, es importante también que tengas claro que, si decides que tu situación como TRADE se reconozca administrativamente, también tendrás desventajas. Lee detenidamente y valora los pros y contras, dependiendo de tu situación concreta, sobre todo desde el punto de vista familiar. 

 

Los autónomos económicamente dependientes no pueden contratar o subcontratar:

Esta es una de las grandes desventajas de ser TRADE puesto que, en la propia definición de este tipo de autónomo, el Estatuto establece que para ser considerado trabajador autónomo económicamente dependiente no puedes contratar a trabajadores o subcontratar a otros profesionales. Y ojo, porque esto es importante, no se refiere únicamente a contrataciones o subcontrataciones para desempeñar el trabajo relacionado con tu cliente principal, sino para poder llevar a cabo trabajos para otros clientes, en el caso de que por ejemplo un mes no des abasto.  

 

Al menos sí se plantea la posibilidad de contratar a un único trabajador, pero siempre y cuando sea porque tienes la necesidad como consecuencia de una situación personal o familiar.

 

Un TRADE puede hacer un contrato por cuenta ajena a un trabajador, nunca subcontratación de otro autónomo, si es por la imposibilidad de hacer su trabajo por cuestiones de conciliación familiar.

 

Atención porque el contrato no puede ser de más de un año, aunque acabado este puedes hacer una nueva contratación. Ya te advertimos de que, incluso si reunieras varias de las siguientes situaciones, en ningún caso podrías contratar a más de un trabajador:

1. Porque estás en plena fase de la lactancia natural de un menor de nueve meses, si ésta es considerada de riesgo. En este caso también se contempla la posibilidad de contratación ante supuestos de riesgo durante el embarazo.

2. Porque quieres coger la baja por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, preadoptivo o permanente.

3. Si necesitas cuidar a un menor de 7 años que está a tu cargo. Aquí ojo, porque si eres TRADE estás en desventaja con respecto al resto de autónomos. Piensa que si necesitas contratar para cuidar a tu hijo, si eres un autónomo clásico podrás tener la bonificación para contratar por cuidado de menores de hasta 12 años, mientras que si eres TRADE el límite de edad del menor es 7.  

4. Por tener que cuidar a un familiar dependiente, o una discapacidad igual o superior al 33%, ya sea familiar por consanguinidad, o con una afinidad hasta el segundo grado inclusive. Piensa que necesitarías que tanto la dependencia, como la discapacidad, estén reconocidas por las Administraciones Públicas.  

Es importante que tengas en cuenta el tipo de contrato que podrías hacer, porque tiene letra pequeña importante, como por ejemplo que a no ser que tengas que contratar por los motivos 1 y 2 del listado anterior, cuando se acabe el contrato de 12 meses no podrías contratar a otro trabajador hasta pasado un año.

Otro aspecto importante del tipo de contrato es la duración de la jornada laboral de tu empleado. Piensa que si se trata de una contratación relacionada con los supuestos 3 y 4 del listado, la jornada laboral de tu trabajador debe ser la misma que el número de horas que tú dejas de trabajar por el cuidado del familiar. Además, en ningún caso podría superar el 75% de la jornada laboral completa de un trabajador por cuenta ajena, en cómputos anuales.

En este caso, te recordamos que este año han sido mejoradas las bonificaciones para realizar este tipo de contratación y hay otras nuevas a las que tendrías derecho a ser beneficiario por mucho que seas TRADE. Eso sí, las condiciones como has visto en el segundo punto del listado, serían menos ventajosas en tu caso por el simple hecho de ser económicamente dependiente, así como la renovación del contrato. Valora qué te conviene más según tu caso. 

Desventajas de los autónomos económicamente dependientes al usar su paro para ser autónomos:

Imagina que te despiden de tu empresa, pero te dicen que si trabajas para ellos como autónomo puedes recuperar tu trabajo. Ya se sabe que desde la crisis esta práctica es desgraciadamente bastante habitual. A pesar de que la Seguridad Social reconoce a todos los nuevos autónomos el derecho a recibir en un único pago su prestación por desempleo para iniciar un negocio, si vas a ser trabajador autónomo económicamente dependiente y tu futuro cliente principal, con el que vas a suscribir el nuevo contrato mercantil, fue tu último jefe, no tendrías derecho al pago único, lo cual es una clara desventaja, sobre todo si necesitas realizar algún tipo de inversión. Recuerda que la ley establece que los recursos para desempeñar el trabajo deberías ponerlos tú.

La ley contempla esto para evitar este tipo de despidos de trabajadores. Tampoco tendrías derecho al pago único de tu prestación por desempleo en el caso de que tu futuro cliente sea una compañía incluida en el mismo grupo empresarial de la empresa que te despidió.

Esto sucede también si quisieras solicitar la capitalización del desempleo, es decir, utilizar tu paro para pagar tus futuras cuotas de autónomo.

Pero claro, te preguntarás... ¿Cómo puede la Seguridad Social saber si tu anterior jefe va a ser tu principal cliente una vez te des de alta como autónomo? Cuando vas a darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social no te pregunta cuestiones como quiénes van a ser tus futuros clientes, o si vas a ser TRADE.

Como ves, el alta de autónomo sería igual. Ahora bien, en una posible inspección, si realizan cruce de datos con Hacienda para ver tus facturas, a quién van dirigidas y de dónde proceden los ingresos, ten en cuenta que podrían detectar el fraude fácilmente. 

 

Como os advertíamos al principio de este artículo, el tema es muy denso y establece muchas incógnitas. Pero al menos, ya sabéis en líneas generales qué ventajas y desventajas tienen los autónomos económicamente dependientes, si las comparamos con los autónomos clásicos. Como siempre decimos analiza tu caso y decide qué te conviene más, tras valorar las diferentes posibilidades. Resulta muy interesante el tema de los 18 días libres, el establecimiento de horas extras máximas, tener más facilidad al solicitar el paro de autónomos etc. Por otro lado, recuerda que en líneas generales no puedes contratar o subcontratar. 

Si después de leer este artículo te das cuenta de que tal vez tu problema es que en realidad eres un falso autónomo, sal de dudas con nuestra FAQ. 

 

Si quieres conocer más consejos y novedades para los autónomos, ¡no te pierdas nuestra newsletter semanal!

 

¿Buscas asesoría fiscal online? Déjanos un mensaje en el chat, escríbenos a info@txerpa.com o llámanos al 971914200 y nuestros asesores te explicarán cómo funciona Txerpa Gestoría Online. Además, prueba ya gratis el nuevo programa de facturación Txerpa 3.0, registrándote desde el siguiente banner. Tu asesor siempre cerca con Txerpa 😉 .

 

Si te ha ayudado ¡Compártelo con otros autonomos!

 

Completa el formulario,  ¡te llamaremos para que encuentres el servicio Txerpa que necesitas!
 

 

Últimos artículos