14 cosas que no te cuentan al darte de alta como autónomo y deberías saber

 
giphy_8.gif

Ser autónomo es difícil. Si ya lo eres sabrás que hay muchas cosas que no te cuentan antes de iniciar tu negocio. El apartado de letra pequeña es tan grande, que ha veces incluso supera los aspectos que todo el mundo conoce. Por eso desde Txerpa queremos hablarte de todo lo que no te cuentan al darte de alta como autónomo y deberías saber. Toma nota y si hay letra pequeña que no encuentras en este artículo, deja tu comentario ¡y ayuda a otros autónomos!

1. Riesgos:

Darse de alta como autónomo conlleva muchos riesgos económicos. Emprender es genial, tener la independencia de horarios, de acción, no tener que depender de un jefe... Pero no sólo pondrás en juego tu dinero, sino tu patrimonio. Recuerda que si te haces autónomo, contraes deudas y no las puedes pagar, responderás con todo tu patrimonio. 

Por eso en Txerpa siempre te recomendamos que, antes de emprender, sobre todo si abres tu negocio por necesidad de tener un puesto de trabajo, realices un buen estudio de mercado, dejes las cuentas claras con un exhaustivo plan de empresa y te muevas como nunca para conseguir más y más clientes. Ser autónomo no es fácil y tendrás muchos gastos.

2. El universo de los autónomos está lleno de leyendas urbanas:

Ojo con las leyendas urbanas que rodean todo el mundo de los autónomos. Son muchas y pueden confundirte, sobre todo si tienes la oportunidad de hacer algún trabajo esporádico como freelance. No te fíes de todo lo que oigas por ahí e infórmate bien. Estas son algunas de las leyendas urbanas que más lían a todo el mundo:

 

  • si cotizas, tienes derecho a paro: puedes intentar asegurarte la prestación por desempleo, cotizando por cese de actividad. Eso está claro y no hay dudas. Ahora bien, sólo el 20% de las solicitudes de prestación por cese de actividad son aceptadas. Por lo que, grábate esto en la mente: cotizar por cese de actividad no te asegura tener después el paro si cierras tu negocio. En el siguiente artículo, y en el contenido relacionado, puedes saber más sobre el paro de autónomos: 

Cómo acceder a la prestación por cese de actividad

 

3. Puedes ser falso autónomo sin saberlo:

Hay muchas personas que se dan de alta como autónomos, porque es la única manera de acceder a un puesto de trabajo, pero son en realidad falsos autónomos sin saberlo, por lo que pierden derechos laborales. Existe la figura del autónomo económicamente dependiente, que nació para intentar asegurar los derechos laborales de muchos autónomos. Acceder a esta figura requiere un contrato específico. Infórmate y que no te engañen.

4. Entrarás en el registro de las Cámaras de Comercio:

En marzo de 2014, la legislación cambió de manera que los autónomos, al darse de alta, eran inscritos de oficio en las Cámaras de Comercio. Infórmate también sobre esto porque suelen ser de las cosas que no te cuentan antes de darte de alta como autónomo

5. Harás un master en fiscalidad:

Recargo de equivalencia, IVA repercutido, IVA soportado, ROI, epígrafes, modelos... Entrarás en un universo paralelo, con miles de palabras nuevas que más te vale conocer. En tu primer mes como autónomo vas a hacer un master en fiscalidad, que te dejará marcado para toda la vida. Y la única persona que podrá explicártelo en cristiano será tu asesor.  

 

6. No volverás a vivir igual abril, julio, octubre y enero:

Estos cuatro meses se convertirán en tu peor pesadilla. Grábate con fuego el día 20 de los mismos, porque será la fecha límite para poder presentar tus impuestos trimestrales. Si no cierras el famoso trimestre a tiempo, tendrás que pagar recargo.

Además, como a principios de año se presentan también muchos informes anuales, la expresión 'la cuesta de enero' cobrará un nuevo significado para ti. Y encima ahora Hacienda está proponiendo que el Modelo 347, que generalmente se presenta en febrero, pase también a enero. Aún no es definitivo, pero si finalmente se aprueba, engrosará las obligaciones fiscales de este mes. Muy antentos. 

 

Calendario de autónomos

 

7. Cobrar tu trabajo tendrá doble significado:

Es algo algo lógico. Haces un trabajo y quieres cobrarlo. Pero cuando eres autónomo, tardarás un tiempo en cobrar, que dependerá del tipo de cliente. Esta es una de las cosas que no te cuentan al darte de alta como autónomo. Según los estudios, los autónomos son los que en mayor porcentaje pagan a tiempo, siendo las grandes empresas y organismos públicos los que más se retrasan a la hora de pagar.  

Pero además, decimos lo del doble significado porque si no cobras la factura a Hacienda le dará igual, te reclamarán el dinero correspondiente al IVA que tú has incluido en esa factura, por mucho que no la hayas cobrado. Si no tuvieras dinero para pagar podrías solicitar el aplazamiento del ingreso de tus impuestos trimestrales. Eso sí, pagarás también recargo. Un círculo vicioso que da mucho miedo siempre a los autónomos. Ojo a la hora de elegir tus clientes.

Infórmate en el siguiente artículo sobre qué plazos tiene tu cliente para pagarte y cómo defender tus derechos:

 

Cuándo debe pagar mi clientes las facturas

 

8. Presenta el trimestre, aunque no vendas nada:

Muchas de las cosas que no te cuentan al darte de alta como autónomo, y deberías saber, es que por mucho que no vendas nada en en un trimestre, tendrás que presentar igualmente los modelos de autoliquidación. Y que no se te pase, porque te caerá sanción por eludir tus obligaciones como autónomo.  

Todos los vídeos para ser autónomo en nuestro Canal de YouTube. ¡Suscríbete! 

 

9. Sé puntual al pagar la cuota de autónomos:

Ten siempre claro cuánto tienes que pagar de cuota y cuándo se paga. Lo mejor es que domicilies el pago y te asegures de que siempre tienes dinero suficiente en esa cuenta bancaria. Como te pases un día tendrás un recargo del 20%. La Seguridad Social no se anda con tonterías. ¡Ah! Y otra de las cosas que no te cuentan de ser autónomo, muchas veces se equivocan y cobran cuotas por error. Muy atento si tienes el pago domiciliado y ¡revísalo siempre!

 

10. Caerás enfermo sólo en vacaciones:

Tal vez habría sido mejor poner este punto en las leyendas urbanas, porque aunque se ha hablado mucho sobre el tema, desengáñate, los autónomos no están hechos de una pasta diferente al resto de los humanos y.... No, no conseguirás súper poderes por darte de alta como autónomo. Pero como al coger la baja laboral, tendrás que seguir pagando la cuota pero sin tener tus ingresos habituales, pues intentarás por todos los medios aguantar y trabajar como sea. Y como el cuerpo es muy sabio, cuando cojas unos días libres será cuando caigas enfermo.  

Ojo también a la hora de cotizar por una u otra contingencia, porque de ello dependerá tu cobertura social ante bajas laborales. Infórmate de más AQUÍ

11. Vacaciones sí, pero con un ojo en el móvil:

Claro que podrás cogerte vacaciones y de hecho es muy necesario para aguantar el ritmo y desconectar. El problema es que muchos autónomos, por no decir la mayoría, no consiguen desconectar del todo en vacaciones o días festivos, sobre todo los que se encargan de redes sociales. Las redes no descansan en vacaciones. Un ojo lo tendrás en la playa y el otro en el móvil. A muchos no les cuentan esto cuando van a darse de alta.

12. Pedir factura se convertirá en algo patológico:

Si no tienes factura de todo lo que vayas comprando para poder trabajar, no podrás deducir el IVA o conseguir la desgravación oportuna. Por eso, cada vez que compres algo, antes incluso que pagarlo, estarás con la frase en la boca: ¿Me hace factura, me hace factura?

13. Te sentirás observado por banqueros y caseros:

Como bien ejemplifica este genial tuit, si te das de alta como autónomo una de las cosas que no te cuentan antes es que empezarás a ser mal visto por banqueros y caseros. No es que les hayas hecho algo en una vida anterior, es que a partir de que tu nombre esté en un Modelo 036, serás sinónimo de riesgo. ¿Y si un mes no te va bien y no puedes pagarme? Te pedirán más avales y documentos que al resto de los mortales, por mucho que te duela. Volvemos al punto de los morosos. Aunque los autónomos son los primeros en pagar en este país, parece que no se enteran.  

 

14. Dirás adiós al borrador de Hacienda:  

Otro derecho que tendrás que dejar atrás. Con lo cómodo que era darle sí al borrador y que te ingresen el dinero y punto. Cuando eres autónomo, tu contabilidad es tan compleja, que ni siquiera los ténicos de Hacienda querrán revisar tu Declaración anual (confesión también realizada con pesadumbre por muchos de nuestros clientes). Tendrás que volver a llamar, uuuna vez más, a tu BFF, el asesor. 

Esperamos haberte enseñado muchas cosas que no se saben al darse de alta como autónomo. Te recomendamos que eches un vistazo a los artículos relacionados, más abajo, porque podrás ampliar la información sobre todas las obligaciones de los autónomos. Como ves, la información es básica para no tener problemas con Hacienda, a la que no le importará mucho si has cometido un error por desconocimiento de la normativa. 

Y si quieres ayudar a que se enteren de todo esto otros autónomos como tú, o amigos que quieren serlo... ¡Comparte!

¿Necesitas una asesoría online que te ayude y aconseje a la hora de gestionar todos tus trámites como autónomo? ¡Cuenta con Txerpa! Con nuestros Planes de Autónomos tienes asesoría continua y servicio de facturación online por el mismo precio. Escríbenos a info@txerpa.com y nuestros asesores te explicarán cómo funciona Txerpa. Además, prueba ya gratis nuestra plataforma de facturación online, registrándote desde el siguiente banner. Tu asesor siempre cerca con Txerpa 😉 .