Ventajas de aumentar la base de cotización de autónomos y cómo hacerlo según tu caso

 
ventajas_aumentar_base_cotizacion_autonomos_txerpa.png

La base de cotización es la referencia para calcular tu cuota de autónomos, según las coberturas sociales que quieras tener. No te hemos desvelado nada nuevo. Pero... ¡un momento! También representa un importante activo para tu futuro como autónomo. Con este artículo queremos explicarte desventajas de cotizar por la base mínima durante toda tu vida como autónomo. Cuando comienzas tu trayectoria profesional sí es normal establecer una base mínima de cotización pues piensas en pagar lo mínimo, teniendo en cuenta que empezar siempre es lo más complicado y no sabes qué ingresos tendrás, o cómo irá el negocio. Pero conforme van pasando los años y tu facturación aumenta, deberás plantearte aumentar tu cotización. ¡Vamos a ver cómo y por qué!

1. Cotizar por la base mínima de cotización genera pensiones de jubilación bajas:

Según el último estudio realizado por ATA sobre bases de cotización de autónomos, el 86% de los autónomos no supera la base mínima de cotización. Y lo peor de todo es que la situación es así desde 2014, lo que quiere decir que no ascienden los autónomos que aumentan sus bases. De hecho, la situación se vuelve más crítica si hablamos de emprendedores menores de 40 años. En este nicho, la base mínima se generaliza en más del 90% de los casos. Eso sí, recuerda que la Seguridad Social te obliga a cotizar unas bases mínimas dependiendo de tu edad.

¿Qué consecuencia inmediata provoca esta situación? Autónomos jubilados empobrecidos, por tener un poder adquisitivo muy bajo, a pesar de estar toda una vida trabajando intentando sacar adelante sus negocios. En 2014, en Txerpa ya alertábamos de que los autónomos jubilados podían llegar a cobrar casi 500 euros menos que los trabajadores del Régimen General. En este artículo también comentábamos un dato fundamental: la Seguridad Social pretende ir aumentando los años de referencia para calcular qué pensión de jubilación te corresponderá. Es decir, mientras en 2015 la pensión se calculó en base a los últimos 17 años de cotización, pero el objetivo es que para el año 2020, el cálculo de la pensión de jubilación de los autónomos sea sobre los últimos 25 años de cotización. Como ves, es para tenerlo muy en cuenta. 

¿Sabías que actualmente la pensión de jubilación de un autónomo de media es de 784,58 euros, mientras que los trabajadores por cuenta ajena llegan a cobrar una media de 1.312,13 euros mensuales? Estas cifras deberían hacerte pensar en aumentar tu base de cotización de autónomo poco a poco, o plantearte la posibilidad de contratar un plan de pensiones. Haz cálculos y piensa que prefieres.

Si eres cliente de Txerpa Gestoría Onlineconsúltanos y haremos números 😉 . 

2. Una baja pensión obliga a muchos autónomos a seguir trabajando una vez jubilados:

Y vamos más allá. Desde que se creó la jubilación flexible para los autónomos, o también conocida como jubilación parcial, muchos trabajadores por cuenta propia se ven obligados a continuar su vida laboral una vez alcanzada la edad de jubilación. Está claro que es una opción que puede elegirse por múltiples motivos, pero muchos lo hacen por poder tener mayores ingresos teniendo en cuenta que no llegan a mileuristas.

De hecho, según datos oficiales, 24.720 autónomos se han acogido a esta modalidad de jubilación.  

Sabemos que tu negocio es parte fundamental de tu vida pero, después de tantos años al pie del cañón, ¿quieres seguir trabajando?

3. Si caes de baja cobrarás menos:

Como comentábamos al principio, las coberturas sociales, junto con la base de cotización, son fundamentales para saber cuánto puedes llegar a cobrar en el caso de que caigas enfermo (crucemos los dedos para que no suceda). Si cotizas por la base mínima, no sólo perderás ingresos por no poder hacer frente el negocio, sino que además cobrarás la mínima pensión.

Y he aquí un dato que corrobora esta teoría: según datos oficiales recogidos por UPTA, la pensión por incapacidad permanente de los autónomos es de una media de 726,23 euros mensuales, mientras que los trabajadores por cuenta ajena llegan a superar nuevamente los 1.000 euros (en este caso hablamos de una media de 1.017,66 euros al mes).

Que no es por ser agoreros, pero ya sabes que suele decirse eso de "más vale prevenir". Además, esta situación es aplicable a otro tipo de bajas como la de maternidad o paternidad.

4. Si consigues el paro de autónomos, cobrarás según lo cotizado:

Sabemos que conseguir el paro de autónomos suena algo inverosímil, aunque sí es cierto que hoy en día el nuevo sistema de solicitud y tramitación no pone trantas trabas como antaño. Lo que está claro es que si decides cotizar por cese de actividad (consulta la tabla para saber cuántos meses cobrarás la prestación) recibirás una ayuda acorde con lo que hayas cotizado.

Ten en cuenta que la cuantía de la prestación es del 70% de la base reguladora, calculada según el promedio de las bases por las que hayas cotizado en los 12 meses previos a tu situación legal de cese de actividad.

¿Truco? Como tendrás que haber cotizado por cese de actividad un mínimo de 12 meses, si crees que el negocio va mal y vas a tener que cerrar, tal vez es recomendable que te plantees cotizar por cese de actividad. Es lógico que pienses que si el negocio va mal, cómo vas a pagar en ese momento más al mes teniendo en cuenta tus problemas económicos. El porcentaje no es mucho mayor que el de contingencias comunes y es recomendable. Además el dinero que cobres puedes utilizarlo para abrir un nuevo negocio

como_solicitar_paro_autonomos_txerpa.png

 

¿Cómo aumentar la base de cotización de autónomos?

Existen dos maneras de aumentar tu base de cotización de autónomo y ambas pueden hacerse online.

Por un lado, cada año tienes dos oportunidades de modificar tu base de cotización por la cantidad que estimes oportuna: hasta el 30 de abril (con aplicación a partir del 1 de julio), o hasta el 31 de octubre (siendo efectivo el cambio a partir del 1 de enero del año siguiente). 

Por otro lado, existe la posibilidad de que establezcas una revalorización automática de tu base de cotización. Mediante este sistema, cada año, la Seguridad Social aumentará de manera automática tu base de cotización como autónomo, tomando como base el aumento del IPC. Así puedes ir cotizando más sin tener que realizar ningún papeleo extra cada año. 

Ambos trámites puedes hacerlos online, con certificado electrónico, o puede hacerlo tu asesoría fiscal por ti. Si eres cliente de Txerpa solo necesitamos tu DNI, que nos autorices rellenando el modelo FR103 ¡y listo! Si quieres establecer una nueva base de cotización, lo mejor es que nos envíes también una factura de pago de tu cuota de autónomo, para poder ver cuánto cotizas. 

Como has podido comprobar, aumentar la base de cotización como autónomo tiene bastantes ventajas, sobre todo si estás acercándote a la cuarentena y quieres asegurar tu pensión de jubilación. ¿Tienes más dudas al respecto? ¡Deja tu comentario!

En Txerpa tu asesor siempre está cerca. Prueba nuestro servicio de facturación online gratuito y descubre por qué 😉 . 

 

 
MARTA BERMÚDEZ