Si quiero ser autónomo, ¿me conviene más pagar el IRPF por módulos o por estimación directa simplificada?

 

Si quieres darte de alta como trabajador autónomo, debes saber que adentrarse en el universo de la estimación directa y objetiva a la hora de pagar a Hacienda el IRPF es toda una aventura. Para poder decidirlo debes hacer un estudio previo, analizando no solo el tipo de actividad que vayas a realizar, sino además cuestiones tan elementales como si tendrás o no empleados, si éstos serán familiares directos como por ejemplo tu cónyuge, así como tus ingresos estimados. Además, si estás pensando en entrar en el régimen de Estimación objetiva, más conocido como "por Módulos", has de tener en cuenta que no todas las actividades profesionales pueden incluirse. El Régimen de Estimación objetiva cuenta con alrededor de 600.000 autónomos según datos ofrecidos por UPTA. Incluye un extenso listado de profesiones y actividades económicas que tendrás que revisar para encontrar la tuya. Si no te encuentras en este LISTADO (página 254), no hay estudio previo que valga porque tendrás que regirte por la Estimación directa simplificada. 

Desde Txerpa Gestoría Online queremos aclararte las diferencias fundamentales entre los regímenes de Estimación directa y Estimación objetiva, para que puedas entender un poco más en qué consiste y qué tipo de contabilidad deberás tener en cuenta a la hora de desarrollar tu actividad, pues también variará. Recuerda siempre que la Agencia Tributaria establece una estricta incompatibilidad entre ambos regímenes, por lo que si te incluyes en uno de ellos, tendrás que determinar el rendimiento de todas tus actividades según las normas del mismo, hasta que tengas que cambiar la estimación por motivos como por ejemplo el exceso de facturación permitida.

IRPF según Estimación directa

Este régimen para calcular el IRPF se subdivide a su vez en dos: Estimación directa normal y simplificada.

Estimación directa simplificada: tendrán que incluirte en este régimen si el importe neto de todo el conjunto de tus actividades profesionales no supera los 600.000 euros. Es en este régimen donde suelen incluirse todos aquellos profesionales que no quieren, o no pueden, regirse por el sistema de "Módulos", ya que depende principalmente de los beneficios netos. De hecho, la Agencia Tributaria establece que la manera de calcular los rendimientos netos para este tipo de estimación sigue las normas del Impuesto de Sociedades, es decir, ingresos menos gastos. Este cálculo se realiza igual en las dos variantes de la Estimación directa, pero encontrarás algunas excepciones en la Estimación directa simplificada:

- las provisiones deducibles y los gastos de difícil justificación se cuantifican aplicando un 5% del rendimiento neto positivo.

-  las amortizaciones del inmovilizado material se practican de forma lineal, en función de la tabla específica de amortización simplificada.

Estimación directa normal: tendrás que incluirte en este régimen si el importe de la cifra de negocio del conjunto de tus actividades supera los 600.000 € anuales, en el año inmediato anterior, o si renuncias a la estimación directa simplificada. Por ello decíamos anteriormente que lo normal es que todos los profesionales en su primer año de actividad entren en el régimen simplificado, puesto que depende de la cifra de negocio.

Otra diferencia sería además las normas que deben seguirse a la hora de calcular el rendimiento neto, pues este régimen sigue también el Impuesto de Sociedades, pero con datos específicos como contar con los incentivos y estímulos a la inversión del Impuesto de Sociedades a la hora de contabilizar el total de ingresos y gastos deducibles. Esto es así porque en este régimen, se consideran ingresos computables aquellos derivados de las ventas, de la prestación de servicios, del autoconsumo y las subvenciones, entre otros. A la hora de calcular tus gastos, tendrás que tener en cuenta tus suministros, consumo de existencias, gastos de personal, reparación y conservación, arrendamiento y amortizaciones por la depreciación efectiva de aquel patrimonio de tu actividad que esté en funcionamiento.

Recuerda que en ambas variantes tendrás la obligación de tener libros registro de ingresos, de gastos, de bienes de inversión y de provisiones de fondos y suplidos. 

Estimación objetiva: así como en el anterior régimen los requisitos de permanencia son más sencillos, la complejidad aumenta en este nuevo régimen que te explicamos, pues permanecer en él o no depende de muchas más variantes, como destacábamos al principio de este artículo, y debes incluirte siempre en el régimen simplificado de cáculo de IVA. Los profesionales que quieran incluirse en este régimen de estimación a la hora de calcular su IRPF tendrán que tener un volumen de rendimientos íntegros que no supere los 300.000 euros, si se trata de actividades agrícolas y ganaderas, y 450.000 euros para el resto de actividades económicas, además de las agrarias.  

Has de tener también en cuenta tu volumen de compras de bienes y servicios no supere los 300.000 euros anuales. A la hora de hacer este cálculo, no podrás incluir la compra de inmovilizado, aunque sí el dinero que te hayas gastado en hacer alguna obra, o cualquier servicio que hayas tenido que subcontratar.  

La manera de calcular el rendimiento neto también se regula multiplicando los importes fijados para los módulos, por el número de unidades del mismo empleadas, o multiplicando el volumen total de ingresos por el índice de rendimiento neto que corresponda en actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Para ello, te remitimos nuevamente a la tabla que regula los módulos de actividad, donde se especifican estos términos. 

Para cumplir con tus obligaciones contables y registrales, tendrás que conservar las facturas emitidas, las recibidas, así como los justificantes de los módulos aplicados. También necesitas tener un libro de registro de ventas e ingresos.

Pongamos un ejemplo práctico. Imaginemos que quieres montar un negocio incluído en el Epígrafe IAE: 676, dedicado al Servicios en chocolaterías, heladeríasy horchaterías. Este Epígrafe cuenta con cinco módulos que contarán a la hora de calcular el rendimiento neto de tu negocio. Hacienda supondrá que si tienes una persona asalariada, ésta te generará un rendimiento neto de 2.418,67 euros anuales. Si tienes una persona no asalariada, como por ejemplo tu cónyuge, generará anualmente un rendimiento neto de 20.016,97 euros. Según la tabla de módulos, se estima que cada kilowatio de electricidad contratado te genere 541,68 anuales de rendimiento neto. Sucedería lo mismo con cada mesa que tenga tu local (220,45 €) así como cada máquina recreativa (806,23 €). Pero además, dentro del cálculo del IRPF, dependiendo lógicamente de tu actividad, pueden incluirse datos tan dispares como el número de habitantes de la población en la que se encuentre tu negocio, pasando por si utilizas tableros como mesas para comensales. De ahí la complejidad de su cálculo. 

Para poder calcular dicho rendimiento neto, una vez transcurrido un año o el período impositivo, se establecerán un total de cinco fases (página 233 del Manual de la Renta) que tendrán en cuenta el material que has utilizado antes de su amortización, los incentivos al empleo y a la inversión, los índices correctores que se apliquen en tu Epígrafe IAE correspondiente, reducciones especiales y gastos extraordinarios. Cada tipo de negocio tendrá por tanto unas cifras asignadas, de las que no te podrás salir una vez efectúes el cálculo total. Además, tendrás que tener en cuenta si, por las características de tu negocio, tienes que realizar alguna actividad incluída en algún módulo de otro Epígrafe IAE, como por ejemplo si tienes una verdulería y tienes servicio a domicilio, pues tendrías que incluir módulos incluídos en empresas dedicadas al transporte. 

Tantos epígrafes, excepciones y parámetros de cálculo hacen siempre recomendable la ayuda de un profesional, para que pueda asesorarte antes de iniciar tu actividad económica. Recuerda que con Txerpa Gestoría Online no solo tendrás la seguridad de trabajar con expertos en la gestión y asesoría de autónomos y pymes, sino que podrás estar al tanto de la marcha de tu empresa al minuto gracias a nuestro software de facturación online. ¿Quieres más información? Pincha AQUÍ

 
MARTA BERMÚDEZ